30 años… Y queremos seguir aprendiendo

30 años ya… Y esto no tiene pinta de que se acabe mañana. El IES Villablanca sigue en la brecha del lado de los que no se cansan, de los que están convencidos de que el porvenir será una carrera entre la educación y la catástrofe. Más nos vale seguir del lado de la educación. Nuestro centro nunca ha sido una institución que busque protagonismo, lucimiento o postureo. No ha pretendido grabar a fuego en la piel un sentido de pertenencia en los que por aquí pasaron. Somos un centro sin merchandising: nadie lleva nuestro uniforme, nadie luce nuestro escudo en la solapa, no hemos difundido un logo en las redes sociales, no nos estremecemos al flamear de nuestra bandera ni entonamos un himno solemne en la apertura del curso. No hemos presumido de haber enseñado a ministros, empresarios, celebrities o estrellas. Más bien nuestro centro ha preferido funcionar con humildad, evitando los focos, sin reclamar gloria ni oropel, transformando día a día a los jóvenes entre cada dos toques del timbre. De los miles de personas que han pasado un tiempo entre sus paredes, en sus aulas y patios, alguno habrá que igualmente sienta nostalgia por los amigos que hizo, las risas que convirtieron un día de clase en una jornada inolvidable… Es seguramente más mérito de la juventud que se escapa de entre los dedos que del viejo Villablanca.

En los próximos 30 años seguiremos aspirando a transformar la sociedad y a hacer mejores a los seres humanos. Seguiremos enseñando que en los pliegues del tiempo futuro hay una felicidad posible para las personas y miles de sueños que merece la pena perseguir. Estaremos aquí para todos con el esfuerzo de todos, asumiendo los errores que cometamos y confiando en que el trabajo duro, la constancia y la honradez dejen un poso en las personas que se nos acerquen. Y tal vez en otros treinta años otras voces, otras risas nos rescaten del pozo del tiempo y al contemplarnos fijamente piensen “son iguales a nosotros”.

https://youtu.be/qdVj7kcvzIE

Fecha: 01/12/2018