Jugando crecemos, descubrimos, vivimos..

Hablar de Juego en la historia de la Humanidad es casi una constante. El ser humano ha jugado siempre de los siempres: bien para aprender a ser cachorro; para aprender a ser un futuro adulto acorde al contexto social; para relajarse de las tensiones… ¡y lo mejor de todo: por el puro placer de jugar!.

El módulo de “Juego y su metodología” expone todo el valor que el JUEGO tiene para el  desarrollo global del ser humano. Si bien nos centramos en el juego infantil va más allá puesto que el peso que tiene su aprendizaje práctico nos reencuentra con nuestro “yo” más lúdico –a veces olvidado- y también nos encuentra con los otros de una forma diferente: desde los juegos de regazo, de filas, de corros y de correr, de palmas, de animación…

“Homo ludens”: hombres y mujeres que juegan. Re-aprender a jugar para acompañar, presenciar, proponer, observar y reconducir –si fuera necesario- el juego infantil. Aprender a mirar el juego como la herramienta más poderosa de aprendizaje, de cambio, de motivación.

El reto es que el juego se mire más allá de su aparente sencillez. El reto es mirar el juego con admiración y respeto. El reto es reflexionar sobre su poderosísimo valor motivacional intrínseco. Porque si lo vemos valioso lo llevaremos a las aulas de Educación Infantil casi en cada gesto.

Amamos el juego. Los seres humanos estamos diseñados para jugar. Lo necesitamos casi como el agua. De adultos, la mayoría, nos olvidamos de esto. El módulo de Juego nos vuelve a recordar que el juego está ahí siempre. El módulo de Juego ayuda a recuperar el espíritu lúdico que pudimos haber perdido por el camino de la vida.

Son tres horas semanales. Poquísimas para un módulo con tantísimas posibilidades. Aún así nos da tiempo a perfilar las teorías acerca del juego; conocer el juego y su evolución de 0 a 6 años y a adentrarnos en el mundo de los juguetes. También damos brochazos de contenido de los tipos de juegos, los espacios lúdicos y de su valor como integrador social…

Muchos contenidos teórico-prácticos para tan poquito tiempo. Nosotros te damos el impulso para que lo conozcas algo más. A partir de ahí tú haces el resto: jugar.